Voces a tu correo:

11 septiembre, 2011

Vigilia

Vigilia

Nuestro amor es posible
en el epicentro único de la vigilia,
tus palabras y mi rostro se nacen
entre el sueño nocturno y el vivir cotidiano.
Amigos sonámbulos que escriben
las cosas que el día calla
entre sus ruidos y sonoros estruendos.
Apartan estos momentos para entregarlos
mientras todos duermen
entre el sueño y el silencio.
Frente a frente almas insomnes
tuercen el día,
degüellan las últimas y primeras horas
entre el decir y el teclear
sus humedades,
sus cantos eróticos ensilabados,
entre el deseo de dormir y vivir
la crisálida empantanada de una y otro y otro y una.

Lo nuestro es un fastuoso amor
que escribimos en secreto,
mordemos de noche palabras
dejando con su jugo
húmedos los cuerpos.
Desde que volví a escribirte
regresaron a los dedos
las líneas eróticas,
las que describen
mis besos, sus deseos
y el anhelo de amarte,
instantáneamente,
a veces,
aunque sólo así sea.

No hay comentarios: