Voces a tu correo:

04 enero, 2017

Ruido y silencio I Spoken word poem


México Tenochtitlán
Anahuac
ciudad de los palacios
cuna del virreinato
la Capital
el Defe
Chilango
la CDMX
Ciudad del ruido
Ciudad del silencio

Un nombre que describa
la distancia que existe del primer piso al decimo
en un elevador repleto donde nadie nunca se habla salvo el silencio
uno que describa a la moneda más grande que recibe
la parvada de niños cantantes del metro
me los imagino llegando a casa
- mamita hoy cenaremos silencio me dieron de a montones en el metro por qué no adelantamos Navidad y Año Nuevo


Un nombre que englobe al silencio del segundo
en que un oficinista bebe café y se perdona la infancia
al segundo en que abre la ventana y respira
o al segundo en que lanza su cuerpo diez pisos abajo
y cae sobre la acera con tres segundos de ventaja

Un minuto de silencio
para este suicida que prefirió los aires
antes que a la electricidad de las vías
pero que pasados los sesenta segundos
con la llegada de la nota roja, las ambulancias y la gente chismosa
todo esto se convertirá en ruido ruido ruido

en esta ciudad
en la que tres cuadras a lo lejos
se oye el enfrenón de un taxi
esquiva al mismo tiempo de manera estratégica
un vendedor de periódicos lisiado
la sonrisa de un niño que la prostituye vestido de payaso
y el hula hope de una chica que prende fuego a su cintura
la fórmula matemática de sortear a tres sujetos típicos de esta ciudad
es igual a mentadas de madre y claxon por cientos
el tráfico es el equivalente de sus venas
avenida con hoteles
albergues de amantes furtivos
que azotan furiosos sus cuerpos con látex y latigazos
en hoteles de paso
antes que sus sabanas hagan un golpe de estado
y tengan que salir huyendo medios vestidos
para perderse en medio de una manifestación de maestros
seguida de una marcha de zombies rumbo al Zócalo
y finalizada por un grupo de poetas
que protestan contra la RAE, el ritalin, los ripios, los roedores
y todo aquello que les permita decir un poema
en el que durante tres minutos
tendrán en silencio esta ciudad
para decir palabras que llenaran de amor su garganta
una garganta que llenará de júbilo y gozo su vida
y este gozo de tres minutos será simple y sencillamente
todo un siglo de ruido en el slam de poesía
todo un siglo de ruido en el slam de poesía
todo un siglo de ruido en el slam de poesía.


No hay comentarios: